jueves, 24 de marzo de 2016

#WHYDEMOCRACY

Últimamente todos los caminos llevan a la Moncloa. La saturación de politiqueo que llevo encima me hace sentir náuseas cada vez que veo a alguno de esos guiñoles narcisistas por televisión. Si es que incluso los programas de debate empiezan a funcionar como partidos de fútbol con árbitros incompetentes, disputándose el balón entre todos los equipos, que se pelean por ganar aún si es a costa de tirar abajo el estadio entero. En realidad no sé de qué me sorprendo, ¿qué hay más español que el fútbol? Pero no perdamos las referencias: el fútbol no es política.




Puede estarse menos o más de acuerdo con lo dicho en estos vídeos. De lo que no cabe duda es de que invitan a pensar, y en los tiempos que corren, cualquier pretexto para darle al coco es bueno. Apagad la televisión, desechad las opiniones ajenas, desintoxicaos de politiqueos, creed en vuestras propias ideas.